De facturas físicas a facturas electrónicas

La Facturación Electrónica en nuestro país ya es una realidad. Desde hace unos años se volvió obligatoria por la SUNAT. El cambio del papel a los documentos digitales puede ser visto de una manera muy positiva para tu empresa, si así lo decides.

¿Cómo beneficia a mi empresa?

Lo más importante es que le dará agilidad a tu empresa. La emisión de comprobantes electrónicos es rápida y sin posibles incidentes que sucedían con los comprobantes físicos, como escribirlas a mano correctamente (o volver a hacerlas), imprimirlas sin que se te trabe la impresora (repararla de ser necesario = gasto económico). Además tenías que hacer todo un trámite de autorización para entregarlas físicamente a tus clientes.

En cambio ahora, con la facturación electrónica, podrás realizarla con un mínimo de digitación, la cual se corrige muy fácilmente, enviarla de manera muy sencilla.

¡Un gran beneficio para tu empresa por donde lo veas!

No sólo beneficias a tu empresa, sino también al mundo

Así es, en los tiempos de hoy la conciencia ambiental es algo necesario de fomentar, pues es tarea de todos.

Y con la facturación electrónica se evita la tala masiva de árboles; por ejemplo, una empresa que deje de producir alrededor de 10,000 facturas al año evitará la tala de 50 árboles. Y si emitías menor cantidad de facturas también ayudarás.

Pero la verdadera ayuda se generará cuando todos los involucrados tomemos conciencia y tratemos los documentos digitales igual que los documentos físicos. ¿A qué nos referimos con esto? Que no se genera un cambio positivo, en relación a lo ambiental, si se usa el sistema de facturación electrónica y se siguen imprimiendo comprobantes físicos para entregárselas a los clientes; y como clientes no debemos exigir un papel sin validez cuando tenemos el documento legal en formato digital con la facilidad de revisarlo incluso en nuestro celular.

¡Agiliza tu empresa y ayuda al medio ambiente! Encuentra más beneficios que traerá la Facturación Electrónica a tu empresa en nuestro artículo «Beneficios de la Facturación Electrónica».

¡Gestiona diferente y crece!

Acerca del autor

Raúl A. Rivadeneyra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *